Ha habido en la carrera de Sara Montiel un público que siempre ha apoyado a la estrella a lo largo de su extensa carrera, aquí en España o en cualquier parte del mundo. Me refiero al gay. Allá donde sea que la actriz haya actuado, allí han estado en masa aplaudiendo y admirando a su icono por excelencia. La Montiel siempre les ha agradecido esa enorme fuerza estelar que han aportado en todas sus representaciones personales y desde su libertad siempre ha defendido como una cosa normal el hecho de que cada persona tiene el derecho a vivir su sexualidad como le apetezca.


Metida en la piel de Doña Bárbara


En medio mundo ha habido Travestis, Transformistas, Drag queens que la han escogido como modelo y han hecho suyo el personaje dándole un toque personal. La actriz se ha mostrado siempre halagada y agradecida a todos los transformistas y humoristas que a lo largo de su carrera ha tenido la oportunidad de aplaudir e incluso trabajar con algunos de ellos. Nombrar a todos sería imposible y nombrar a dos o a cinco, no me parece justo. He escogido a un artista de Valencia para homenajear en su nombre a tantos transformistas que a lo largo de tantos años y sin duda grandes artistas, algunos anónimos para todos, pero que estuvieron ahí dando lo mejor imitando con respeto, admiración, y cariño a una mujer, a una artista a Sara Montiel.
Boro, con su propia voz

Boro estuvo en el programa de Sara Montiel Ven al Paralelo y así por encima nos podemos hacer una idea de lo que debió significar estar al lado de la mujer que has admirado desde siempre, de tu estrella de toda la vida. Ya lo comenté en otro post, no basta con ponerse plumas, pelucas y pronunciados escotes, hay que querer al personaje, conocerle y mimarle para poder aportar tu talento, y nosotros como espectadores receptivos, emocionarnos y pasarlo bien con el artista. Me gustó aquel programa y fue un acierto por parte de Sara contar con ellos. Un día de estos subiré el video, porque quiero que esté en este blog, pero mientras tanto los podemos admirar en el estupendo canal que tiene IgorMarvel en YouTube, ya que tuvo el acierto de subirlo.
Boro tuvo la oportunidad de participar en una divertida broma en un programa que presentaba (no recuerdo a la presentadora) y cuyo nombre era En exclusiva. Aquel fue un programa curioso, por así decirlo, y de todo, lo mejor fue Sara Montiel y Boro.

Ricart Bru, intenta hipnotizar a Boro
Boro estuvo muy gracioso y transformado en Sara Montiel estaba que se salía de la pantalla ¡Guapísim@! Hasta la misma Sara lo comenta. Además nos contó que no se limita a imitar a su ídolo, sino que le da su toque personal y canta con su propia voz. ¿Y qué queréis que os diga? Estuvo entrañable, me dieron ganas de marchar a Valencia y decirle lo mucho que me había gustado su transformación y el cariño que transmitía cuando hablaba de Sara.
Party diciembre de 1980.

-Sara, tú eres la estrella favorita del público gay, ¿cuál es el motivo? ¿A partir de cuando te diste cuenta de ello?
-Bien, en primer lugar aclararé que no hago distinciones entre mi público, simplemente existen, amigos y público, entre ellos hay gays como hay gente rubia o morena dependientes de comercios y obreros de la construcción, quiero decir que, para mí, eso no es una peculariedad especial que diferencie a nadie…y aclarado esto os diré que
posiblemente fue a raíz de El último cuplé cuando pude constatar el interés especial demostrado hacia mi persona por público gay. Debo decir también después de tanto tiempo, que el cariño hacía mí es, aparte de la posible admiración por la artista, una cuestión de reciprocidad; yo soy una persona muy receptiva, y en seguida aprecié y valoré el calor y la sensibilidad de esas personas, y les abrí mis brazos. Fijaros, hablo de una época en la que cualquier manifestación de homosexualidad estaba como mínimo mal vista. Hoy han cambiado un poco las cosas, queda bien socialmente, como snob, tener amigos gays, pero el motivo de su fidelidad a lo largo de mi carrera puede ser ése, mi afecto y cariño hacía ellos es “de los de antes”, y he procurado siempre no defraudarles, ni artísticamente ni humanamente.
Diré qué, como mínimo te podía costar la vida escoger con quien te querías meter en la cama. Además vistas las manifestaciones de algún que otro grupo político y de la Iglesia a lo largo de los tiempos, todos los que tenemos cabezas pensantes, nos hacemos una idea, (por ligera que sea) de lo que debía ser pensar y tener gustos distintos en cualquier otra época que no haya sido ésta ¿verdad?
La revista Party era una publicación enfocada a un público gay, posiblemente una de las primeras, aunque en sus portadas se negaran en un principio a aparecer hombres e incluso pensaban que si ponían a actrices o modelos femeninas seria mas fácil para todos ir al kiosco a comprarla sin que te señalaran con el dedo. La ambigüedad estaba servida, o eso les gustaba pensar.
En cualquier caso allá donde aparecía una portada con Sara Montiel se agotaba, daba igual si la revista estaba dedicada a hombres, mujeres o al cultivo de champiñones. Se agotaba. Y no era de extrañar, basta repasar las portadas donde aparecía para darnos cuenta del imán que ejercía sobre los pobres mortales.

Sara, siempre a descubrir

Hola. Hola… Hola…

¿Sabías que Sara tenía su propia sección en una conocida revista?

Pues sí, escribía cada semana artículos muy divertidos sobre el mundo del espectáculo y a veces otros de esos de los llamados comprometidos, como uno que dedicó al despilfarro de ese oro liquido que es el agua. Y tenía toda la razón del mundo mundial y a día de hoy todavía seguimos con pérdidas, de agua quiero decir.

Y así con ese saludo Saritísima empezaba cada semana su artículo.


La bella Lola cumple 50 años

"Mi querido Armando: Al leer su carta y ver por ella que continúa usted bien, doy por ello gracias a Dios. Estoy, amigo mío, enferma de una de esas enfermedades que no perdonan. El interés que me manifiesta disminuye mis padecimientos.
No veré a uste más. Estamos a muchas leguas uno del otro y yo además estoy al borde de la sepultura. ¡ Pobre amigo ! Su Margarita de otro tiempo ha cambiado mucho y casi es preferible que no vuelva usted a comtemplarla, dado el estado en que se encuentra...
Alejandro Dumas (hijo)
Nació en Paris en 1824 y era hijo natural de Alejandro Dumas, quien le puso a estudiar bajo la dirección de M.Gourbaux. Luego ingresó en el colegio Bourbon.
Cuando tenía quince años su padre le reconoció. Según su propia confesión, como no sabía hacer nada, se dedicó a la literatura. Su primera novela Pecados de juventud, no tuvo éxito.
Acompañando a su padre hizo un viaje a España y luego otro a Argelia.
A su regreso publicó Aventuras de cuatro damas y un loro, y luego su obra más conocida La Dama de las Camelias, de la cual Sara Montiel realizó una libre versión a su medida. ¡La Bella Lola!
La Dama de las Camelias obtuvo un éxito tan resonante que fue traducida al japonés a poco de ser publicada

Sara Montiel es inocente, inocente

Inocente, inocente era un programa presentado por Juanma Iturriaga e Isabel Serrano en la cual se creó la “Fundación Inocente, inocente” destinada a recaudar fondos para proyectos de ayuda a niños enfermos, con discapacidad o en riesgo de exclusión social.

Esta vez la inocente fue Sara Montiel. Una inocentada donde nuestro mito nacional, lo pasó francamente mal, con el entrelazado que le montaron la gente del programa y con la colaboración de Juan Erasmo “Mochi” cantante, compositor, actor, presentador y productor musical del último trabajo de la cantante

Amados Mios

Portada del disco Amados míos producido por Juan Erasmo Mochi


Aprovechando la presentación del disco, Mochi convenció a la actriz, que sería una buena idea celebrarlo en alta mar. A Sara Montiel, la idea de presentar su disco en un barco no la convenció del todo, pero accedió a la recomendación de Mochi. Periodistas y amigos de la estrella se dieron cita esa “inocente noche” a bordo del barco. Extraños Jeques de por medio, unas canicas que pretenden controlar el mundo, se dan cita en alta mar.

En 1966 Mochi ssepresentó en el III Festival de Mallorca con la canción Recordar

Enlace

Mallorca fue por unos días la capital del mundo de la música. El primer premio Illa d’Or, dotado con diez mil dólares fue para el brasileño Morris Albert con la canción So Nice.

En este magnifico Auditorium presentó su Purísimo Sara. En este escenario la vimos en un concierto benéfico (impresionante) con asistencia de la Reina Sofía y de sus hijos. Desde el escenario Sara Montiel ofreció un ramito de violetas al hijo de la princesa Tatiana, que con su esposo y su hija, acompañaron a la Reina Sofía y a sus hijos al recital, y aquel dudó por unos segundos en si recoger o no las violetas, ante la sonrisa y espectación de todo el teatro, hasta que el príncipe Felipe, con el gesto le animó a cogerlas... Una anecdota más. En un principio pensé que se trataba del príncipe Felipe, y rebuscando en mis cosas (¡menudo trabajo!) he disipado mi duda. Perdón


La Reina, el Príncipe y la infanta Cristina

"Pa" lucirlo en el ojal


Ese día lució un precioso traje de Christian Dior


En 1976 sara Montiel junto a Pepe Tous asistian como espectadores al Musical Mallorca.

La película


La Bella lola cumple 50 añitos

Sara Montiel al borde de un ataque de nervios

Mejor vemos el vídeo.

¡Pobrecita!



Seguirá...



Y seguirá...



Se empieza a poner nerviosa...




Me puse histérica.



¡Increíble!



El desenlace



¿Qué os ha parecido? Todavía nos queda ver a Vicente Parra colocarle el broche de inocente, pero eso será en otro post.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

 
låna pengar