¡Felices Fiestas!



Mi deseo para estos días festivos es siempre el mismo. Si, lo sé, soy cansino y tengo la obsessión de que todo pueda llegar a ser como una película de Disney, aunque sea para variar.
Pues eso, el mismo mensaje que el año anterior. ¡Salud para todos y feliz año 2010!




"Yo sé lo que quiero, sé a donde voy. Y creo que tendré para mucho tiempo en este puesto, creo que seguiré siendo Sara Montiel muchos años"
(1975)
¡ Salud !

La adorable





Fernando García Morcillo





El compositor Fernando García Morcillo, muy popular en aquellos años y creador de bellas canciones y especialmente de una, que sin duda marcó toda una época "La vaca lechera"(fue la canción que más beneficio dejó en la SGAE en el año 1946) y que había conocido a Sarita meses atrás, quiso interesarse por su salud, saber lo ocurrido con la áspid y agradecerle que una de sus composiciones más significativas "María Dolores" la hubiese incluido Sarita en su repertorio y la popularizara en México.



Una caricatura del músico con su "vaca lechera"





En agradecimiento, el famoso compositor que quedó impresionado por la personalidad de la artista, le compuso un pasadoble al que llamó Sara Montiel y un bolero que bautizó con el nombre de "Adorable", en recuerdo de cómo la llamaban en México: "La adorada"


¿Qué película te gustaría hacer?-Hacer una protagonista que fuera una mujer muy perversa, muy perversa, tipo Susan Hayward. Una cosa muy fuerte, aunque el público saliera odiándome.
Julio 1949



Sara estaba acabando el rodaje de Furia Salvaje, cuando regresa a España para incorporarse al rodaje de una nueva película, dejando contratos y compromisos en México. Pero antes iba a apurar su tiempo, y en mayo de 1950 partió en la compañia de su madre para Hollywod invitada por unos amigos. Su destino, Nueva York donde tenía reservado camarote en el "Queen Mary" para el 11 de junio. Cuatro días más tarde estaría en Londres, y por Francia, a España donde un 17 de agosto, por fin llega al aeropuerto donde la esperan amigos y , cómo no, la prensa. Nada más llegar la actriz dijo: Traigo de allí un recuerdo que nunca olvidaré. han sido para mí de una cordialidad y de una simpatía generosas, y sólo halagos puedo decir de aquella tierra. México es un país encantador y a mí me abrió sus brazos desde el primer momento.


¿Viene a descansar?
No; vengo contratada para la película "Aquel hombre de Tánger". En octubre regreso para cumplir compromisos que he dejado pendientes.

Esa misma semana se incorpora al rodaje de la película.
Acababa Sara de rodar la última escena de su pelicula Aquel hombre de Tanger (1950), y cuando se disponía a abandonar los estudios Chamartín, sintió la mordedura de una áspid, su resbaladiza compañera de rodaje. La prensa de la época difundió la noticia como la espuma y hubo hasta quien dijo que la vibora en cuestion, cautivada por las belleza de la manchega, no pudo evitar morder el pie de la artista y, como aquella antepasada suya que hincó sin compasión sus colmillos en el hermoso pecho de la bella Cleopatra, quiso intentar ganarse la inmortalidad.
Sarita se recuperó del susto y a la pobre y despistada áspid le perdonaron la vida.





A primeros de noviembre y después de catorce semanas de rodaje, Sarita regresó a México, donde la esperaban nuevos e interesantes proyectos. El equipo de Aquel hombre de Tánger siguió rodando hasta finales de diciembre de 1950, y fueron un total de 20 semanas de rodaje. En la película participaron actores tan interesantes como Nils Asther, Nancy Coleman, o Roland Young ,el pícaro tio de Katharine Hepburn en esa maravilla de película Historias de Filadelfia (1940) de George Cukor. Por la parte española estaban Sarita y José Suarez.


Aquel hombre de Tánger fue la última película de Roland young, y la primera y la única que dirigio Robert Elwyn. La cinta la filmaron Robert Elwyn y Luis María Delgado, que dirigió su primera película en 1951, (aunque el mundo del cine no era nuevo para él, ya que estaba en él desde 1942) junto a Henri Decoin que años más tarde dirigiría Noches de Casablanca (1963).



Lo cierto es que Aquel hombre de Tánger tardó en llegar a los cines y sin demasiada fortuna. A primeros de enero de 1951, se anunció su estreno, pero se postergó hasta el 28 de agosto de 1954, fecha del estreno en el cine Rialto. La crítica vino a decir que las cooproducciones nunca habían dado buenos resultados al débil e indefenso cine español "Nils Asther y Roland Young, dos figuras conocidas, nada pueden hacer. Nancy Coleman es un ejemplo de la inutilidad de importar ciertos extranjeros. En cuanto a los españoles, Suarez desaparece pronto, y a Sarita Montiel se le ha reservado un truculento personaje sin relieve alguno."


La bella y perversa mora Aixa



Lo que el crítico no decía es que dirigir en España en aquellos años, no era tan fácil y había que ser muy habilidoso para camuflar un guión que no hiriera la sensibilidad del regímen fascista, aunque ahí está la historia del cine español, donde tenemos varios ejemplos de cómo llegaron a burlar la mente obtusa y retrógrada de aquellos señores de la censura. A Sarita Montiel, no creo que le importara demasiado, ya que desde hacía tiempo tenía otras cosas que hacer y en que pensar, Veracruz por ejemplo.

Sucedió en 1928

La gran actriz Catalina Bárcena, también una de las precursoras en trabajar en Hollywood y grande de la escena, hacía su primera película El secreto de la abuela (1928), dirigida por una mujer (pionera en esto de dirigir, oficio como otros muchos que sino eran prohibitivos para la mujer, sí que brillaban por su ausencia). Se da la curiosidad que la directora, la mexicana Cándida Beltrán Rendón, fue la guionista, productora y protagonista de este folletín. Cándida Beltrán no volvió a dirigir ni aparecer más en el cine. Soy incapaz (o sí) de imaginar lo que le debió costar poner su película en marcha.

Conchita Montenegro estrenaba su tercera película, La femme et le patin (1928) de Jacques de Baroncelli

Conchita Montenegro y Catalina Bárcena juntas en Hollywood

El secreto de la abuela también fue la primera película de otra de las grandes actrices de España, e imprescindible en el cine de los años cincuenta y sesenta. Estamos hablando de Milagros Leal, madre a la vez de la genial Amparo Soler Leal.
Milagros Leal estuvo en la cinta de Don Quijote de La Mancha y fue la interesada pero buena como el pan, madre de Sarita en La reina del Chantecler.



Milagros Leal


Sara y Milagros Leal, madre e hija en La reina del Chantecler (1962) de Rafael Gil





Asimismo, en este año hacía su primera película María Alba, y no precisamente en su país España, sino en USA. Y lo hacía de la mano de Lionel Barrymoore en Road House (1928) de Richard Rosson. La hoy olvidada actriz hizo su carrera cinematografica entre USA y México y trabajó en películas muy populares e interesantes como Golddie (1931) de Benjamin Stoloff con Spencer Tracy y Jean Harlow; Mr. Robinson Crusoe (1932), junto a Douglas Fairbanks con guión del mismo actor y dirigidos por A. Edward Sutherland o The return of Chandu (1934),con uno de los grandes del terror como fue Bela Lugosi y dirigidos por Ray Taylor ... entre otras.


Bela Lugosi y María Alba



Merece la pena dar un repaso y no olvidar a esta gente maravillosa que hizo posible que otros después lo tuvieran un poquito más fácil. Por eso es muy de agradecer que Blogs tan interesantes como, Los olvidados del cine español
sean generosos y se ocupen de los actores españoles que cruzaron el Atlántico, exiliados unos y otros que, por circunstancias de la vida, se quedaron para siempre allí.




La portada



Gaceta del cine (1960) le dedicaba su portada número 1

"Sara Montiel, ha conseguido mucho más que un rotundo triunfo artístico: ha demostrado a los muchos que no creían en ella, que por si sola podía lograr lo que la cinematografía hispana toda no había conseguido en varios lustros: ¡ universalizar el cine español !"

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

 
låna pengar