Directores tan dispares como Samuel Fuller y George Cukor se pusieron de acuerdo en una cosa: las mujeres más bellas de aquellos años, y las más fotogénicas, eran Liz Taylor, Ava Gardner y Sara Montiel...







Interviú 1978

¿La belleza?
He tenido que luchar mucho contra ella, ha sido una lucha continua para demostrar que en Sara Montiel hay algo mas que un cuerpo, claro que la verdad es que el físico me ha podido siempre.
O sea que he conocido a un escritor, a un músico, pues no me hacían mucho caso y para aquel hombre importante yo solo era “La mujer”; porque yo he tenido unos dieciséis años de caerse la gente de culo, oye, pero de culo,
¿Comprendes?
Al principio de hacer cine mi imagen era la de la chica rubia americana, luego fui encontrando mi propia imagen.


Las más bellas



Liz taylor



Ava Gardner "El animal más bello del mundo"


Sara Montiel



En la película, Samba (1964) dirigida por Rafael Gil



El cámara y director de fotografía J. Peverell Marley, nominado en dos ocasiones al premio Oscar y con un Globo de Oro, dijo de ella: Sara es la única actriz del mundo que se la puede fotografiar de cualquier lado y siempre queda bien...






París, 1 de marzo de 1928.



Se estrena la película más surrealista y polémica del español Luis Buñuel, El perro andaluz, con guión en colaboración con Salvador Dalí. La inquietud y la angustia de determinadas escenas han traspasado la barrera del tiempo y, todavía hoy, al visionarla nos inquieta.

Muchos años después Sarita tuvo ocasión de conocer al "maestro" Buñuel en México, y aunque su relación no llegó a dar su fruto cinematográfico, fue una pena diga lo que diga la estrella.


Un joven Luis Buñuel



Sarita, una rubia al estilo americano



26, de noviembre de 1928



Se estrena en Madrid, en el Palacio de la Música y Royalty, la película francesa La venenosa dirigida por Roger Lion e interpretada por Raquel Meller.

Cuatro años después, un 22 de noviembre de 1932, un incendio destruyó parcialmente el Palacio de la Música, uno de los más bellos y significativos cines de Madrid. No hubo que lamentar desgracias personales.





Raquel Meller hizo su primera película en España en 1919, Los arlequines de seda y oro, dirigida por Ricardo Baños. Pero donde se convirtió en la estrella internacional que todos deberíamos de conocer hoy fue en Francia. Esta película fue localizada incompleta por la Filmoteca de la Generalitat de Catalunya. Posteriormente, se halló el rollo que faltaba y se editó en vídeo en 1992.





La Meller fue la primera en dar a conocer canciones tan populares como El relicario o La violetera. Nunca quiso conocer a la Montiel. Por muchos intentos que esta hizo por conocerla, no hubo forma, la acusó de imitarla, de que la película El último cuplé
se había basado en su vida y de que tenía voz de sereno... En realidad a Raquel Meller no le gustaba nadie que cantara sus cuplés. A la Meller se la puede catalogar como la primera gran estrella en el ámbito internacional que tuvo España. ¿Al César lo que es del César! Cuando en Barcelona se le rindió un merecido homenaje y se colocó una estatua en su honor, la Montiel estuvo allí con un ramo de violetas. ¿Qué hubiese dicho Raquel Meller? ¡Ni me atrevo a pensarlo!




17 años contaba Sarita


1, de mayo de 1928.



Visitaba la ciudad de Barcelona nada más y nada menos que John Ford.

Sucedió en 1928




Ahora que el año 2008 está agonizante, no estaría mal aprovechar ese número, el 8, ya que no lo volveremos (es un decir) a ver en el calendario hasta el 2018... ¡Casi nada!




Cuando nuestra estrella abría por primera vez los ojos al mundo en 1928, sucedieron acontecimientos que en años venideros tendrían alguna conexión con la futura Sara Montiel.




13 de febrero de 1928


En el Palacio de la Música (Madrid) se estrena la primera versión (muda) de La hermana San Sulpicio,dirigida por Florián Rey. Estaba protagonizada por la actriz más importante e internacional de los años treinta y cuarenta: Imperio Argentina


Imperio Argentina una de las grandes del cine español


Sarita siempre sintió una profunda admiración por la gran Imperio y tuvo la suerte de figurar en el reparto de Bambú (1945)



Entre película y película le surge en Hollywood un interesante proyecto: Veracruz. Se trata de un excelente western dirigido por Robert Aldrich y donde Burt Lancaster tenía mucho que decir; ya que era productor junto con La United Artists (que la gran estrella del cine mudo Mary Pickford, la novia de América, había fundado en 1919 junto a Charles Chaplin, Douglas Fairbanks y D.W. Griffith). La Pickford se desplazó a México para conocer a esa belleza latina de la que tanto le habían hablado. El contrato quedó firmado.





Los cuatro artífices de la United Artists: Mary Pickford, D. W. Griffith, Chaplin y Douglas Fairbanks. La mano de Chaplin va dirigida a los que criticaban a esta "nueva familia" dentro de la industria cinematográfica, que veían incapaces a los actores de ocuparse de otra cosa que no fuera actuar.




Rebeca de la granja Sol (Rebecca of Sunny brook Farm, dr. Marshall Neilan, 1917)

La Pickford fue la primera gran estrella del cine y significó el inicio del star system. Adorada mundialmente por sus fans, fue todo un fenómeno en la época, gozando de una popularidad que nadie alcanzó ni antes ni después.



París,1926.


Douglas Fairbanks y Mary Pickford fueron dos de los primeros mitos de Hollywood. Ella, dulce, toda pureza y feminidad. Él, aventurero, audaz, atleta, viril y además socios en la vida y en los negocios. Mejor combinación, imposible. Se casaron el 28 de marzo de 1920, hasta su divorcio en 1936.






Cartelera de Yo no creo en los hombres (1954, dr. Juan J. Ortega)



La Montiel, en la que según ella misma dice ser su mejor película en México:
Piel canela (1953) de Juan J. Ortega


United Artists, que el próximo año cumple 90 añitos, se hizo cargo desde 1962 de los films de James Bond, desde Dr. NO hasta El mañana nunca muere; entre otros clásicos del cine como fueron:


Hello Dolly



Rain Man



Sarita sigue en México. Mientras tanto aquí en España se estrenan:

La señora de Fátima...







La presencia del cine americano y sus estrellas es cada vez más frecuente en la prensa “especializada” de la época y en las pantallas, cosa que no sorprende viendo el panorama de pandereta eclesiástico que reinaba. Aunque las películas que nos llegaban y diálogos estuviesen mutilados, “mejor eso que no estar todo el día rezando, bailando o cantando con el traje de faralaes perpetuo ”. Visto desde hoy ese triste panorama del cine español, no nos extraña la “fuga” de la sensual Sarita en busca de su propia personalidad.





México fue un punto importante en la carrera de la actriz, donde hizo catorce películas en cuatro años y gozó de una enorme popularidad. Pero al igual que le sucediera en España, su carrera se estaba quedando estancada y ella lo que quería era cantar, en definitiva hacer un musical. Eso vendría después. Hollywood estaba a la vuelta de la esquina.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

 
låna pengar