Sarita posando para un anuncio publicitario, con un vestido estilo Sissi, que aprovechó para uso personal en varias ocasiones.


Sara Montiel y Fernando Rey en una foto de promoción de Don Quijote de la Mancha 1947. Ya sabemos de donde George Lucas sacó la idea para colocarle los moños tipo ensaimada a su princesa Leia

Sarita con la tripulación del tetramotor de Aerovías Guest, rumbo a México.




Sarita y Veronica Lake junto al director Steve Sekely firmando el contrato de Furia roja. Steve Sekely en la época dorada de Hollywood rodó la exitosa Sombrero de copa con Fred Astaire.



La enigmática y bella Veronica Lake
¿Quién ha sido tu mejor amiga?-Veronica Lake, que hasta que llegaron su marido, el Dr. Andrey Trotten, y su hijito, se pasaba todos los ratos libres en el hotel con mama y conmigo.
¡México me ha enamorado!


En 1950, impulsada por Miguel Mihura, se marcha a México.En 1945 conocí a Miguel Mihura, un hombre que me enseño muchísimo, estuve muy enamorada de el, pero el no se quiso casar conmigo. Le admire y le quise mucho.
“Me aconsejo que me fuera a México, en España ya no había nada mas para mí. Me despedí de España llevando una pequeña maleta, y a mi madre la mujer más importante de mi vida y la única que entonces tenia verdadera fe en mi. Juntas iniciamos un apasionante viaje.
Allí en México tuve la suerte inmensa de conocer a León Felipe y al mundo intelectual en el exilio. León Felipe me ayudo mucho, fue un hombre increíble conmigo y fui su musa durante esos años que pase en México. Lo que pasa es que era muy joven, llegaba con muy poca experiencia, e intelectualmente nula, ni siquiera sabia que había habido una guerra mundial, y toda esa gente maravillosa me ayudo mucho. “ Siempre me dolió mi ignorancia”
(se refiere Sara a: León Felipe, Alfonso Reyes, Neruda, Hemingway, Indalecio Prieto, Jorge Guillén, Alfaro Siqueiros, Alberti, Juan Plaza...)

1943. Un paseo en barca por el Retiro

Adiós España, adiós


Dígame 1950
¿Cantas?
Canto regular. Tuve que abandonar los estudios de ópera con el famoso maestro don Delfín Pulido.
Las películas musicales y grandes revistas de las famosas cantantes que todos conocemos ya no se estilan. Ahora el gran público prefiere lo de Pepe Iturbi y Xavier Cugat. Si me dieran a elegir, y perdone la inmodestia, yo quisiera poder hacer la película “Gilda”.

Y habló de sus tipos predilectos en el cine.

Los papeles de “Vamp” me van a las mil maravillas. Me da un poco de pena decirlo, pero “esta es mi cuerda”. Otra de las películas que yo haría con mas cariño seria “Pepita Jiménez”.
Al pie del avión, junto a Enrique Herreros y Miguel Mihura, en una de las pocas fotografías en que aparecen juntos

1944.

En agosto de 1945, Julio Salvador, quien había dirigido a Sarita en Se le fue el novio” ( se estrenaba como director y guionista) de nuevo con Fernando Fernán Gómez, dijo de Sarita:
¿ Y los protagonistas?
La adolescencia de Sara Montiel, ¿No constituye dificultades para la dirección?¿Sarita dificultades?
Sarita hace todo cuanto se propone. La verdad no esperaba obtener de ella el rendimiento que obtengo. Tiene mucha ductilidad y, además de una voz agradabilísima canta dos canciones en la película.








Primer Plano 1945Yo vivo muy recogida con mi madre- mi padre murió hace medio año- y no voy a ninguna parte.
Fíjese usted que estamos hace mes y medio en
Barcelona y no conozco nada de la ciudad. Vivimos en una residencia cerquita al Estudio, aquí en Sarriá, y solo he visto del interior de la ciudad esa calle feísima y vieja de Regomir, a la que me han llevado en coche para probar los trajes de la película




El 10 de marzo de 1946, Sarita cumple dieciocho años. Durante el rodaje de “Por el gran premio”, el periodista le pregunta:
¿Cuál crees que es tu principal defecto?

El genio; yo tengo un genio tremendo, y cuando llevo la razón me dejaría despellejar antes que ceder...¿Y tu virtud?
La afición; yo le tengo al cine una afición tremenda.
Sencillamente, yo creo que puedo ser una buena actriz; pero me falta experiencia... Quizá, quizá yo debería haber hecho aprendizaje en el teatro, al lado de una buena actriz...
Me hubiese gustado muchísimo interpretar el personaje de “Lola Montes”.



Lola Montes



La Lola Montes de A. Román (1944) y el adiós para siempre al cine de Conchita Montenegro (1944)
Sigue

Fernando F. Gómez, Guadalupe Muñoz Sampedro, Imperio Argentina.



Guadalupe Muñoz Sampedro, Sarita y Fernando F. Gómez


La nueva estrella del cine español compartía protagonismo con grandes actores del cine y teatro español, como el recientemente fallecido Fernando Fernán Gómez, o la que años después haría de su tía en el exitoso El último cuple, la gran actriz Guadalupe Muñoz Sampedro tía de Pilar Bardem. Empezó en boda se rodó en Aranjuez y Sarita cobró por aquel trabajo 7.500 de las entonces pesetas.



Ahora mismo termine en Madrid mi actuación en Bambú, junto a Imperio Argentina, y Sáenz de Heredia, en cuanto me veía llegar al Estudio, me decía”: ¡Por Dios, Sarita, vístete como una mujer! ¡ Estas destruyendo mi inspiración para dirigirte en tus escenas de amor!” ¡Que gran director Sáenz de Heredia!




Imperio Argentina 1906-2003


¿Y como fue que entrara usted al cine?Por una saeta. Sí, señor.
Por una saeta que me oyó cantar una señora en la Semana Santa de Orihuela, donde vivíamos
.

*
¿No le gustaría hacer papeles dramáticos?-Dramáticos llorones no, ¡Por Dios! Lo que me gustaría, pero cuando sea más mujer, con más experiencia y carácter, es hacer uno de esos papeles dramáticos fuertes, al estilo de “La Loba”. ¡ Eso sí que me gustaría! ¡Hacer una mujer con una gran personalidad y un gran temperamento!
Como si de una premonición se tratase, sus deseos se vieron colmados. No hizo ninguna película al estilo de la Loba, propiamente dicho, pero personalidad, temperamento, carácter, para ser Sara Montiel. ¿Dramas? Todos los que quiso.

Sigue


Del mito, presumimos saberlo todo, o casi todo, pero dejemos que sea la propia estrella quien nos cuente, a través de entrevistas de la época, como empezó todo.


Sarita una rubia al estilo americano


Una estrella dice adiós al cine... otra empieza

Es en 1944 cuando Conchita Montenegro (1911-2007), la otra gran estrella que supo abrirse camino y brillar con luz propia en Hollywood, hacía la que sería su última aparición cinematográfica en Lola Montes . Retirándose definitivamente del mundo del celuloide, la actriz dejó un vacío que solo años después Sara supo llenar, solo había que darle tiempo.


Conchita Montenegro

“Primer Plano”, en 1945.
Cuándo me llamaron para ¡Te quiero para mí! Temí que no me aceptaran por verme demasiado niña. Yo ignoraba que se tratase de un papel de niña. Me compuse todo lo bien que pude y resulto al revés. En cambio, al ser llamada para “Empezó en Boda”, creyendo que me habían encasillado en los papeles de chiquilla, me presente con trenzas, calcetines y tacón bajo. El secretario de Matarazzo puso una cara toda compungida y dijo: “No nos servira. Necesitamos una chica de unos dieciocho años”. “¿Quiere usted veinte años?”-le pregunte- Aguárdeme usted, que vuelvo”. Y volví y quede aceptada.


El equipo al completo de Empezo en boda.
En la fila central podemos ver a Enrique Herreros, Sarita, R. Matarazzo y Fernando F. Gómez.


Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

 
låna pengar